6 de febrero de 2012

Velocidad


2 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

La costumbre es un mal de curación lenta... ¡qué buena frase! por eso, en derecho, la costumbre termina siendo ley... por pesada...jejejeje

Fande dijo...

Estimado Homógrafo, Andresito, y lo digo con conocimiento de causa, porque yo, a veces a mi pesar, soy un animal de costumbres bastante perezoso... pero a veces hay que hacer esfuerzos y moverse un poco, sino el cerebro se anquilosa, jejeje
Un abrazo!